domingo, 16 de febrero de 2014

"Mas joven cada año", versión norteamericana de un envejecimiento activo y exitoso

Acabo de leer este libro que llamó mi atención hojeando las estanterías de Carrefour:  Mas joven cada año (2004) , el título tiene su aquel, como  algunos de los giros utilizados en el libro, de forma amena  y muy cercana, Crowley (abogado jubilado) y Lodge (médico), nos adentran en los entresijos de lo que llamamos un envejecimiento exitoso, mas dirigido a hombres a partir de 50 años.
Lo mas interesante y que no tiene pérdida es la explicación evolucionista y darwiniana que Lodge hace a nivel antropológico, biológico y social del funcionamiento de nuestro cuerpo y mente a lo largo de millones de años... no solo desde que consideramos al "hombre" como tal, y cómo la vida sedentaria, la comida inadecuada y su exceso es algo que nuestro cuerpo no acaba de asimilar, pues es algo que se produce como mucho desde unos 50  o 100 años atrás, demasiado poco para que nuestro cuerpo se adapte a esta abundancia y vida sedentaria para mantenerse sano, necesitando que lo "engañemos" haciendo lo mas parecido a lo que hacíamos viviendo en la naturaleza como nuestros ancestros... (mas ejercicio, comida mas sana y natural...); haciendo además hincapié en la necesidad de fomentar  el contacto y relaciones sociales como mamíferos.


"Las reglas de Harry" que nos recomiendan son:
1) Haz ejercicio seis días a la semana durante el resto de tu vida,
2) Haz algún tipo de ejercicio aeróbico intenso cuatro días a la semana durante el resto de tu vida,
3) Haz ejercicios de fortalecimiento muscular, con pesas, dos días a la semana durante el resto de tu vida,
4) Gasta menos de lo que ganas,
5) ¡ Deja de comer basura !,
6) Haz las cosas que te importen,
7) Relaciónate y comprométete.
Aquí tienes su web, aunque la traducción al español no sea la mejor...


miércoles, 5 de febrero de 2014

La Atención Integral y Centrada en la Persona (AICP) desde la Fundación Pilares

Acabo de leer otro de los interesantes documentos editados por Fundación Pilares y Pilar Rodríguez, comenzando a familiarizarme con el modelo de atención de La atención integral y centrada en la persona (AICP), si bien a la hora de ofreceros mi perspectiva sobre su lectura intentaré ser escueta y centrarme en lo que mas me ha llamado la atención y deseo recalcar, puesto que a los profesionales del sector sociosanitario les aconsejo que lo lean, y tampoco deseo hacerme farragosa para aquellos que me seguís y no estais metidos en este mundillo...
El documento comienza haciendo referencia a lo obsoletos que se han quedado los modelos clásicos de atención a personas en situación de discapacidad o dependencia debido a los cambios sociales, además de que estas personas también aspiran a "continuar desarrollando sus propios proyectos vitales conforme a sus propias preferencias y manteniendo el control de su vida... los apoyos ....también deben plantear actuaciones para la promoción de su autonomía personoal y su inclusión activa en la comunidad".
Señala 8  dimensiones de vital importancia para la calidad de vida de las personas: bienestar emocional,  relaciones interpersonales, bienestar material, desarrollo personal, bienestar físico, autodeterminación, inclusión social y derechos.

Así la Atención Integral (AI) es la que se logra teniendo en cuenta todos los aspectos que nos constituyen como personas (biomédicos, psicológicos, sociales y medioambientales).
La Atención Centrada en la Persona (ACP), se refiere a tener en cuenta los deseos y preferencias de la persona y contar con su participación en el proceso, tanto en la elaboración como en el desarrollo de su programa de apoyo.
Para ello se puntualiza la necesaria coordinación que debe existir entre lo sanitario y lo social como forma de ofrecer una respuesta integral a las necesidades que plantean las personas con dependencia, todavía no conseguida por diversas causas ya a nivel de las diferentes Administraciones debido a la diferencia de maduración, cultura y desarrollo de los sistemas sanitarios por un lado, y los servicios sociales por otro, éstos desarrollados de forma mas tardía y precaria... generar un espacio común para profesionales de "ambos bandos" podría ser un buen comienzo...
En los servicios de ayuda a domicilio o centros residenciales para el desarrollo de este modelo de atención es figura clave el "profesional de referencia", quien asume la responsabilidad de valedor de la persona ayudándole a gestionar su plan de apoyos y proyecto de vida a través del empoderamiento, observación, escucha activa y acompañamiento. Para ello, ademas de realizarse una valoración INTEGRAL de la persona, se debe elaborar su HISTORIA DE VIDA, el relato de su biografía e identificación de sus capacidades, por el usuari@/residente o su grupo de apoyo si él no puede (familia, amig@s, profesionales...); elaborando mapas básicos sobre sus áreas de interés: salud, relaciones, aficiones, actividades cotidianas...
Todo este material será del que se nutra otro importante instrumento: el Plan de Atención y Proyecto de Vida (PAyV), donde se integran los resultados de las anteriores valoraciones e historia de vida  con su planificación personalizada,  documento que firmará el usuario y/o su grupo de apoyo, ajustándose a un calendario y revisiones conjuntas a lo largo del tiempo.
En definitiva, la AICP "es la que promueve las condiciones necesarias para la consecución de mejoras en todos los ámbitos de la calidad de vida y el bienestar de la persona, partiendo del respeto pleno a su dignidad y derechos, de sus intereses y preferencias y contando con su participación efectiva."
El libro finaliza aportando ideas concretas para poner en práctica este modelo en los servicios de atención domiciliaria primero y residencial despues, os aconsejo especialmente echar un vistazo a los distintos tipos de alojamiento a los que hace referencia alternativos a las tradicionales residencias que conocemos en Galicia, quizá aquí lo mas cercano sea el modelo de vivienda comunitaria por lo menos respecto a espacios para una convivencia no superior a 12 personas, pero sí muy distante al modelo de Cohousing que no tengo referencia en nuestra comunidad autónoma  exista. A destacar también la necesaria apertura que deben incorporar los centros residenciales hacia la comunidad, transformándose en centros polivalentes de recursos como: servicios de respiro y domiciliarios, formación de profesionales y familiares, comidas a domicilio, asesoramiento sobre diseño y adaptaciones en el hogar, etc.
En Galicia actualmente creo que las única experiencias hoy en AICP parten de los Centros de día Saraiva en Pontevedra, además del programa de la Xunta de Galicia Xantar na casa (Comer en casa),  también la vivienda comunitaria O Lecer de Vigo está trabajando en ello, ¡ esperemos que se vaya difundiendo esta metodología  y se vayan uniendo mas entidades y servicios a lo largo del tiempo !
Mas info también en : 
Red Buenas Prácticas Modelo y Ambiente de la Fundación Pilares,
 - acpgerontología con Teresa Martínez.