martes, 21 de enero de 2014

Viviendas comunitarias en la zona de Vigo

Dentro de las opciones donde pueden vivir las personas mayores, además de en su domicilio, residencias, hogares residenciales,  nuevas formas de "cohousing",... surgen, casi siempre, desde la esfera privada, las viviendas comunitarias pudiendo definirse como equipamientos de pequeño o mediano tamaño destinados a acoger en régimen de convivencia cuasi-familiar a un número máximo por ley de 12 personas mayores preferentemente con un elevado grado de autonomía.  Los servicios básicos que ha de prestar la vivienda comunitaria son: alojamiento, manutención, servicio de lavandería, servicio médico no presencial (localizable en casos de urgencia) y enfermería determinados días/horas. Pero además de éstos, la vivienda puede ofertar servicios complementarios no incluídos en el precio (fisioterapia, terapia ocupacional, peluquería, etc…) debiendo establecer la tarifa por su utilización. 
 Se ubican en el medio habitual de residencia de sus usuari@s. Se diferencian de las residencias y hogares residenciales en que cuentan como máximo con 12 plazas y en pueden colaborar en la  gestión y organización de las actividades del centro, contando con apoyo exterior si es necesario. Su objetivo es proporcionar una vivienda a personas mayores que carezcan de ella o cuando su propia vivienda presente graves deficiencias que la hacen inhabitable. También acoge a personas mayores con graves problemas de soledad y/o abandono u otras circunstancias socioeconómicas
He tenido la oportunidad de visitar dos de ellas (además de dos hogares residenciales, la diferencia es que la capacidad de éstos puede llegar hasta 20 residentes), de las que se encuentran en alrededores de Vigo o ayuntamientos limítrofes gracias a la generosidad del gerontólogo Santiago Martínez, (compañero bloguero con El rincón del gerontólogo ), que desarrolla su actividad en estos centros, referidas a estimulación y rehabilitación física y cognitiva, animación, etc.
La verdad es que en principio soy partidaria de espacios pequeños  y un nº reducido de residentes como mejor forma de atención y cuidados, el trato suele ser mas cercano y familiar a lo que conoce la gente, pues se parece mas a cómo han vivido que en  un gran centro...también habrá que valorar  los servicios prestados y su calidad , por supuesto.





En el D.O.G.A. (Diario Oficial de Galicia) de julio de 2010 referente a las viviendas comunitarias: "son equipos de pequeño o mediano tamaño destinados a albergar en régimen de convivencia casi familiar a un número máximo de 12 personas que, siendo autónomas o teniendo una dependencia moderada de grado I, ( dependencia moderada), no presenten graves problemas de movilidad "... 
No entiendo el interés del legislador en no permitir que las personas residentes a medida que avancen sus problemas de salud y se hagan mas dependientes, hasta llegar a un grado III (gran dependencia), no puedan permanecer en estas viviendas si están acondicionadas para prestar el tipo de atención que precisan si el residente y/o su familia así lo desean, supone un importante desarraigo para la persona y mas en sus condiciones de salud que pueden llevar a mayores problemas físicos y psicológicos, con una merma en su calidad de vida, y nuevos quebraderos a su familia..., creo que la ley debiera contemplar algún tipo de supuesto o cláusula para permitir la continuidad de la estancia en  estos casos... 


Vivienda comunitaria Alondra, en Mos

2 comentarios:

  1. El deseo mayoritario es, sin duda, envejecer en casa y, cuando ésto no puede ser entonces estar " como en casa". Y dentro de las posibilidades que se abren hoy a las personas mayores, empieza a aparecer esta oferta. Se trata de unidades de convivencia pequeñas, en las que se puede participar en tareas propias de la vida cotidiana: hacer la compra, guisar, poner la lavadora, planchar...Y en las que se vive con unos horarios similares a los de cualquier familia.
    En el País Vasco, por ejemplo, se está llevando a cabo esta iniciativa transformando algunas residencias . La experiencia parece satisfactoria, aunque requiere el acuerdo y la complicidad de los trabajadores que deben desarrollar su tarea de otra forma.

    ResponderEliminar
  2. Aquí empieza a introducirse ese sistema de trabajo o metodología Centrada en la Persona, indudablemente, estas pequeñas viviendas tienen ya mucho ganado a la hora de implantarlo por su tamaño, es mas" hogar"...

    ResponderEliminar